Ermita de San Jerónimo


Descripción

Pequeña ermita situada en un alto entre los cigarrales, al que conduce una empinada calle enfrente del puente de San Martín.

Se construyó en 1612 por un canónigo de la catedral, para asegurar la cómoda asistencia al culto a los moradores de esas privilegiadas fincas de recreo.

Su construcción es sencilla de planta rectangular, consta de una nave con coro alto a los pies y presbiterio. La cubierta es una bóveda de medio cañón. Su fiesta celebrada ya en octubre, cierra la temporada de las romerías.


Información adicional