Convento de Santa Isabel de los Reyes

Descripción

El actual convento, fundado en 1477 por doña María Suárez de Toledo, conocida como "Sor María la Pobre", tiene su origen en dos palacios distintos, ambos mudéjares del siglo XIV y la iglesia de San Antolín.

Se accede a la iglesia conventual, reconstruida durante el reinado de Carlos I, a través de una portada de época de los Reyes Católicos (1500). Es de estilo gótico y se cubre con artesonado de madera. En el interior, nos encontramos un bello retablo del s. XVI en la nave de la epístola.

El retablo mayor está fechado en 1572, es de estilo plateresco y presenta bellos altorrelieves y un gran número de tallas. A los pies se construyó el coro de las monjas con un bello zócalo de azulejería, un retablo plateresco y una sillería, todo ello del siglo XVI.

En la clausura existen cuatro patios, el de los Naranjos, de los Laureles, de la Enfermería y de la Demandadera.

Restaurado en fechas muy recientes, en 2006, ha sido recientemente abierto al público, convertida parte del edificio en museo.




Información adicional

El patio recientemente restaurado por el Consorcio de la Ciudad de Toledo es el de la Enfermería del Convento de Santa Isabel. Este patio constituye el núcleo central del palacio edificado por Don Pedro Suárez de Toledo, hijo de Don Diego Gómez y Doña Inés de Ayala. Esta identificación se ha hecho gracias a la decoración heráldica que aparece en el alfarje de la galería baja del patio (El castillo de los Toledo y los cuatro lobos pasantes de los Orozco). La cronología la fija Martínez Caviró entre 1374 y 1375.

Las habitaciones de este palacio se distribuyen en torno al patio de planta ligeramente rectangular definido por columnas de ladrillo de planta octogonal. En planta baja se conservan tres yeserías que dan acceso a los salones localizados en las crujías norte, sur y oeste. La tipología de dos de las tres yeserías es muy común en el mudéjar toledano, siendo el arco angrelado una de sus principales señas de identidad. El tipo de decoración de ambas, tanto del alfiz como del intradós, es vegetal, estimándose su fecha de realización en torno a la segunda mitad del siglo XIV.