Alcázar


Descripción

En la colina más alta de la ciudad, con 548 m, domina el horizonte la solitaria mole rectangular del Alcázar. Es uno de los pocos edificios exentos de la ciudad. Los vestigios de las estructuras anteriores indican que siempre fue un lugar fortificado, desde el pretorio romano y la defensa de la alcazaba musulmana.

El actual edificio fue mandado construir por el emperador Carlos V, para tener una residencia digna de tal monarca. Para ello se destruyó casi por completo el anterior castillo medieval, aunque en la fachada oriental quedan estructuras almenadas. Cada fachada del edificio determina artísticamente el momento en que se realiza, dentro de las diversas fases del Renacimiento español.

Su primer y principal arquitecto fue Alonso de Covarrubias desde 1545, pero en el patio intervino Villalpando y fue finalmente Juan de Herrera el autor de la monumental escalera bajo bóveda de cañón y la remodelación del ala meridional que la alberga.

La portada principal, con un arco de medio punto almohadillado con los característicos "espejos" de piedra, coronado por un escudo imperial flanqueado por las figuras de los monarcas visigodos Recaredo y Recesvinto y rematado por un frontón triangular, es obra de Covarrubias.

El gran patio central está rodeado por dos galerías y presidido por la figura del emperador, copia de la obra de Pompeyo Leoni. Al exterior presenta grandes torreones cuadrados en sus esquinas, las del lado norte adelantadas y las del flanco sur al ras de la fachada modificada por Juan de Herrera, rematados por tejados y chapiteles de pizarra negra.

Y, sin embargo, el nuevo palacio no llegó a ser morada de reyes, ya que mucho antes de terminarlo, la capital se establecía en Madrid, pero sí de reinas, exactamente reinas viudas, retiradas de la corte por los sucesores de sus esposos: Mariana de Austria, viuda de Felipe IV y Juana de Neoburgo que lo fue de Carlos II.

Tuvo diversos usos, como la cárcel de la Corona, cuartel militar de ejércitos propios y extraños, o talleres de sederos, antes de albergar la Academia de Infantería. Sufrió el edificio varios incendios, provocados unos, como, en 1710 durante la Guerra de Sucesión, siendo restaurado bajo la dirección de Ventura Rodríguez, dos veces durante la Guerra de Independencia y en 1887, esta vez fortuito, antes de su casi total destrucción en septiembre de 1936.

Su reconstrucción comenzaría en 1940, coronada en 1961 con la inauguración del monumento a los defensores del Alcázar durante la Guerra Civil, realizado por Juan de Ávalos. Durante años albergó parte del catálogo del Museo de Ejército, siendo adaptado para albergarlo en su totalidad, como único emplazamiento nacional de esta colección e inaugurado como tal en 2010. También se realizaron obras de habilitación de la planta superior del edificio a las necesidades de la moderna Biblioteca de Castilla-La Mancha.


Información adicional

El museo del Ejército está instalado en dos edificios, el histórico Alcázar y el de nueva planta, unidos por los restos hallados en las excavaciones arqueológicas realizadas para la ampliación.

El nuevo edificio alberga las dependencias administrativas, la sala de Exposiones Temporales, la sala de El Ejército en el tiempo presente, el aula didáctica, el auditorio, el archivo, la biblioteca, la cafetería, los talleres de restauración y los almacenes, todos ellos dotados con los mayores avances técnicos para la conservación, restauración, catalogación, investigación y difusión de los fondos que se custodian.

El Alcázar se ha destinado a la Exposición Permanente. El espacio se ha distribuido en salas que reflejan la historia de España hermanada con la de su Ejército, y salas que presentan temáticamente la riqueza de los fondos del Museo a través de las colecciones.

Si va a realizar la visita al Museo, solo o en compañía de su familia o amigos, le damos algunos consejos para que su estancia le resulte más gratificante:

- Planifique su visita con antelación. El museo dispone de una página web que le permitirá conocerlo.

- El museo cuenta con una visita virtual infantil especialmente diseñada para sus hijos. Descúbrala en su casa e intente que su hijo participe con usted de la visita mediante preguntas y respuestas sobre las obras que vayan viendo.

- Consulte las actividades programadas para el día de su visita. Si tiene la posibilidad, procure visitar el Museo entre semana, para evitar aglomeraciones.

- Si no tiene tiempo de recorrer todo el Museo, procure adaptar su visita a los temas que más le interesen, o al tiempo del que usted disponga.



El edificio que alberga el Museo del Ejército es el Alcázar de Toledo. En la colina más alta de la ciudad se encuentra este edificio fortificado y símbolo de luchas y guerras, que ahora acoge también la Biblioteca de Castilla-La Mancha.

HORARIO

De 10:00 a 17:00 horas

Cierre de taquillas: 30 minutos antes de la hora de cierre del Museo. El desalojo de las salas tendrá lugar 15 minutos antes del cierre. El Museo se mantendrá cerrado todos los MIÉRCOLES (incluidos los que sean festivos). Además cerrará: Los días 1 y 6 de enero, el 1 de mayo, el 24, 25 y 31 de diciembre y aquellos días que por alguna circunstancia especial o hecho relevante se determine oportuno, comunicándose al público con la debida antelación.

TARIFA

General: 5 €
Reducida: 2.50 € previa acreditación para grupos vinculados a instituciones de carácter cultural o educativo constituidos por 15 o más miembros (necesaria reserva previa)